Buenas noticias

EconomiaLa Parroquia de San Pedro Poveda comenzó a caminar el 3 de septiembre de 2008 en la Capilla de María Auxiliadora. A lo largo de estos 7 años nuestra comunidad parroquial ha crecido considerablemente. En los últimos años, por ejemplo, han recibido catequesis en nuestra Parroquia más de 1.000 niños.

Es evidente que la pequeña Capilla de María Auxiliadora no era suficiente para acoger los diferentes grupos y servicios parroquiales. ¡Y no hablemos de celebraciones como las Primeras Comuniones o los Funerales, o incluso la Misa del Domingo…! 

Esta fue la razón de que muy pronto nos lanzáramos a construir unas instalaciones amplias y adecuadas que nos permitieran reunirnos para la oración y los sacramentos, para la formación cristiana de nuestros hijos, para entablar relaciones de amistad entre las familias del barrio y para crecer en la fe y seguimiento de Jesús. 

La primera fase de nuestras instalaciones (proyectos, obra, mobiliario y licencias), inaugurada el 1 de Mayo de 2013, costó 1.170.046,43 €. Los ingresos para hacer frente a estos gastos han llegado de tres fuentes:

1º) El Obispado: 418.507,39 €.
2º) Otras Parroquias e instituciones: 58.282,29 €.
3º) Nuestra Parroquia: 500.992,54 €

Como sabes, en noviembre de 2012 la Parroquia suscribió un préstamo de 500.000 € para hacer frente a las obras de la Parroquia. En estos tres años hemos hecho todos un gran esfuerzo. La primera buena noticia es que a fecha de hoy sólo debemos 192.000 €. Hemos pagado más de 300.000 €, es decir, casi 2/3. La segunda buena noticia es que hemos renegociado con Caja Rural las condiciones del préstamo, pues estábamos pagando una cláusula suelo de 3,5% y ahora vamos a comenzar a pagar euribor + 1,90%, es decir, un 2,06%, lo que supone una mejora de más de 150 € en cada recibo mensual de 3.500 €. De mantener este ímpetu, creemos en el Consejo de Asuntos Económicos que en menos de tres años estará liquidada la deuda de la primera fase. Nuestra intención es parar un poco para ir recuperándonos y para fortalecer la pastoral y la evangeli-zación en la Parroquia y luego, si Dios quiere, continuar la segunda fase (torre y templo) que es la más vistosa, aunque la menos urgente.

Julio Segurado Cobos,
Párroco de San Pedro Poveda

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )