Colabora con el Comedor benéfico en Ecuador

Por ahora hemos recaudado 6.674 € ¡Gracias!

Ver vídeo del comedor de Ana Cruz: https://youtu.be/1KoREJ00w9c

El domingo 28 de noviembre de 2021 nos visitó Ana Cruz quien, junto a su esposo Antonio García, lleva años en Ecuador como matrimonio misionero.
En su breve intervención nos contó los proyectos en los que están trabajando en los últimos años: el comedor benéfico San Óscar Romero y el casa de acogida “Familia Solidaria”.
En este comedor atienden diariamente a unas 100 personas, en su mayoría inmigrantes venezolanos que huyen del hambre y la represión y cruzan la frontera por Ecuador.
En nuestra Parroquia nos hemos comprometido a buscar ayudas para la compra de alimentos para el comedor que dirigen.
Te invito a escuchar el testimonio de esta misionera amiga de Jaén: https://youtu.be/1KoREJ00w9c
Si deseas colaborar puedes enviar una transferencia a la Cuenta de la Parroquia en CAJA RURAL: IBAN ES31 3067 0133 8321 7276 5626 poniendo en el concepto “ECUADOR”. También se puede enviar un Bizum al móvil de la Parroquia 661 941 531, poniendo como concepto “ECUADOR”. ¡Se lo haremos llegar!
Si se quiere desgravar el donativo se pueden dejar los datos en el siguiente formulario:
https://forms.gle/ZPEiKce8SEPHAc887

COMEDOR SOLIDARIO ÓSCAR ROMERO
Ver álbum de fotos: https://photos.app.goo.gl/qwg4tUxw61pG39Rw6

El comedor nació en noviembre del 2018 en la ciudad de Manta como una iniciativa de Cáritas para dar respuesta a la situación de emergencia de la población migrante venezolana que llegaba a Ecuador huyendo del hambre y la necesidad. También atiende a personas ancianas en situación de abandono, a personas que viven en la calle y a migrantes de otras nacionalidades como colombianos o ecuatorianos retornados a su país, la mayoría procedentes de Venezuela.
El comedor está situado en la ciudad de Manta, provincia de Manabí, en la costa del Pacífico. Ocupamos el bajo de un edificio de la diócesis al que se accede desde un patio, en este patio al aire libre se sirven las comidas. En un inicio se limpió el espacio y se limpió con la ayuda de los voluntarios de Cáritas. Pudimos poco a poco equiparlo con la ayuda de varias parroquias y una congregación de religiosas que cerraron su comedor en un barrio de Manta y nos dieron muchos utensilios de cocina.
Este comedor funciona gracias a los equipos de Cáritas de las diferentes parroquias de la ciudad que de forma voluntaria colaboran en la preparación de los alimentos.
Cada día cocina un equipo distinto de unas siete personas. Cada equipo tiene una coordinadora que organiza el equipo. También hay una coordinadora general del comedor que se encarga de ver qué se necesita, de elaborar los menús, las normas del comedor, de organizar las compras, de recibir a las personas que llegan al comedor, entre otras cosas. Esta persona desde que comenzamos fue voluntaria y desde abril el Consejo Provincial de Manabí a través de un pequeño proyecto le está reconociendo un sueldo a media jornada hasta el próximo mes de abril del 2022.
Al frente del comedor estamos también los misioneros de Jaén Antonio García y Ana Cruz para hacer gestiones buscando donaciones de alimentos, recogiendo alimentos que a veces nos donan supermercados o personas particulares, organizando mensualmente reuniones de evaluación del comedor, llevando la pequeña contabilidad, etc.
El comedor funciona gracias a la Providencia, a la buena voluntad de personas particulares y de algunas parroquias que nos comparten a veces arroz, pescado, verduras… Aprovechamos todo lo que nos llega y el menú está supeditado a las donaciones que recibamos. Por este motivo a veces no siempre podemos dar todo lo que quisiéramos en nuestro menú.
Atendemos de lunes a viernes de 11 a 12:30 de la mañana. Antes de la pandemia se servía un primer plato de sopa, crema o caldo, un segundo plato con arroz, ensalada y alguna proteína y un zumo de fruta natural. En la actualidad debido a la emergencia sanitaria entregamos la comida en tarrinas o tapers para llevar. Y es un único plato que intentamos sea equilibrado A las personas que llegan se les pide la colaboración de 50 centavos para dar dignidad a la atención que hacemos y con ese aporte podemos comprar alimentos u otras necesidades que no podemos cubrir como el gas, el aceite, los aliños, los productos de limpieza…
Esta contribución no siempre se recibe pues hay situaciones donde la persona no cuenta con este mínimo recurso, aunque por ello nunca se deja de atender a nadie. También se facilita el almuerzo a las familias que tenemos acogidas en la casa “Familia Solidaria”.
Cada día pasan por el comedor de 80 a 120 personas, entre las que hay cada vez más niños. El número fluctúa pues sólo un 5% de personas son contantes, la mayoría son personas que vienen a la ciudad y están de paso mientras buscan dónde quedarse a vivir o continúan su viaje hasta Perú o Chile. Cada día a la llegada se hace una recogida de datos personal antes de ingresar al almuerzo. En este diálogo vamos detectando las múltiples situaciones de vulnerabilidad o riesgo de las personas que acuden o conocidas de ellos. La media de asistencia al comedor es de siete a doce días
En este último mes tres seminaristas de nuestra diócesis se han añadido a esta tarea y los sábados cocinan para atender con el almuerzo a las personas que lo deseen y necesiten.
Las necesidades más importantes son los alimentos pues a veces no tenemos los recursos para comprar alimentos como carne, frutas, queso o leche para los niños y así poder brindar una comida más nutritiva. También necesitaríamos poner el suelo de baldosa a la cocina pues es de cemento y es costoso limpiarlo. Esto ayudaría a tener una mejor higiene y gastaríamos mucha menos agua para mantenerlo con la higiene que requiere un espacio como este

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (1)
  • comment-avatar

    […] Si deseas colaborar con el comedor en Ecuador de Ana Cruz y Antonio García, pulsa en este enlace: https://pedropoveda.es/colabora-con-el-comedor-benefico-en-ecuador/ […]

  • Disqus ( )
    PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com